febrero 1, 2023
Tecnicas de meditacion budista

Tecnicas de meditacion budista

técnicas secretas de meditación budista

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

La meditación zen, también conocida como Zazen, es una técnica de meditación con raíces en la psicología budista. El objetivo de la meditación zen es regular la atención.  A veces se la conoce como una práctica que implica «pensar en no pensar».

La gente suele sentarse en la posición de loto -o con las piernas cruzadas- durante la meditación zen y centra su atención en el interior. Aunque algunos practicantes dicen que este paso se realiza contando las respiraciones -generalmente de una a diez-, otros dicen que no hay que contar.

La meditación zen se considera una «meditación de monitorización abierta», en la que se utilizan habilidades de monitorización. Estas habilidades de monitorización se transforman en un estado de conciencia reflexiva con un amplio alcance de atención y sin centrarse en un objeto específico.

el nuevo manual de meditación

Aunque estas técnicas se utilizan en todas las escuelas budistas, también existe una gran diversidad. En la tradición Theravada, que refleja los desarrollos del budismo primitivo, las técnicas de meditación se clasifican en samatha (calmar la mente) y vipassana (obtener una visión)[nota 4] El budismo chino y japonés conservó una amplia gama de técnicas de meditación, que se remontan al budismo primitivo, sobre todo el Sarvastivada. En el budismo tibetano, el yoga de la deidad incluye visualizaciones, que preceden a la realización de sunyata («vacío»)[nota 5].

Los estudios budistas modernos han intentado reconstruir las prácticas de meditación del budismo primitivo presectario, principalmente a través de métodos filológicos y de crítica textual utilizando los primeros textos canónicos[7].

Según el indólogo Johannes Bronkhorst, «las enseñanzas de Buda tal y como se presentan en el canon primitivo contienen una serie de contradicciones»,[8] presentando «una variedad de métodos que no siempre concuerdan entre sí»,[9] conteniendo «puntos de vista y prácticas que a veces se aceptan y a veces se rechazan»[8] Estas contradicciones se deben a la influencia de tradiciones no budistas en el budismo primitivo. Un ejemplo de estos métodos meditativos no budistas que se encuentran en las fuentes primitivas es el esbozado por Bronkhorst:

el corazón de la meditación budista

«En la tradición budista, la palabra ‘meditación’ equivale a una palabra como ‘deporte’ en EE.UU. Es una familia de actividades, no una sola cosa», dijo el director del laboratorio de neurociencia de la Universidad de Wisconsin, el doctor Richard J. Davidson, a The New York Times. Y las diferentes prácticas de meditación requieren diferentes habilidades mentales.

Es extremadamente difícil para un principiante sentarse durante horas y no pensar en nada o tener una «mente vacía». Tenemos algunas herramientas, como un DVD de meditación para principiantes o una diadema que detecta el cerebro, para ayudarte en este proceso cuando estás empezando a aprender a meditar de la mejor manera. En general, la forma más fácil de empezar a meditar es concentrarse en la respiración. Un ejemplo de uno de los enfoques más comunes de la meditación es la concentración.

La meditación de concentración implica centrarse en un solo punto. Puede consistir en seguir la respiración, repetir una sola palabra o mantra, mirar fijamente la llama de una vela, escuchar un gong repetitivo o contar las cuentas de un mala. Dado que centrar la mente es un reto, un principiante puede meditar sólo unos minutos y luego ir aumentando la duración.

el manual de la meditación

La meditación implica al cuerpo y a la mente. Para los budistas esto es especialmente importante, ya que quieren evitar lo que llaman «dualidad» y, por tanto, su forma de meditar debe implicar al cuerpo y a la mente como una sola entidad.

Meditar en grupo -tal vez en un retiro llamado sesshin o en una sala de meditación o zendo- tiene la ventaja de recordar a la persona que forma parte de una comunidad budista más amplia, y de la comunidad más amplia de seres de todas las especies.

David Midgley es director fundador del Centro Budista Jamyang de Leeds. La Dra. Susan Blackmore es profesora de psicología en la Universidad del Oeste de Inglaterra y Bristol. Hablan de las prácticas de meditación con Liz Watson, directora del London Christian Meditation Centre.

Para los budistas, el ámbito de la meditación comprende estados mentales como la calma, la concentración y la unipuntualidad (que comprende las seis fuerzas: audición, ponderación, atención plena, conciencia, esfuerzo e intimidad).

Algunos métodos clásicos de meditación utilizan la propia respiración del meditador. Se sientan y se concentran en su respiración… sin hacer nada para alterar la forma de respirar, sin preocuparse de si lo están haciendo bien o mal, sin pensar siquiera en la respiración; simplemente «siguiendo» la respiración y «haciéndose uno» con la respiración.

Te pueden interesar

Ramadasa meditacion
4 min de lectura
Siddhi
4 min de lectura
Cursos de meditacion madrid
4 min de lectura
Acroyoga en pareja
4 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad