febrero 8, 2023
Principios budismo

Principios budismo

Principios budismo en línea

las cuatro nobles verdades

Las pruebas de los primeros textos sugieren que Siddhartha Gautama nació en Lumbini, el actual Nepal, y creció en Kapilavastu,[nota 2] una ciudad de la llanura del Ganges, cerca de la actual frontera entre Nepal e India, y que pasó su vida en lo que hoy es el actual Bihar[nota 3] y Uttar Pradesh[29][21] Algunas leyendas hagiográficas afirman que su padre era un rey llamado Suddhodana y su madre la reina Maya[30]. [30] Eruditos como Richard Gombrich consideran que esta afirmación es dudosa porque una combinación de pruebas sugiere que nació en la comunidad Shakya, que estaba gobernada por una pequeña oligarquía o consejo de tipo republicano en el que no había rangos sino que importaba la antigüedad[31][nota 4] Algunas de las historias sobre Buda, su vida, sus enseñanzas y las afirmaciones sobre la sociedad en la que creció pueden haber sido inventadas e interpoladas posteriormente en los textos budistas[34][35].

Al considerar que estas enseñanzas eran insuficientes para alcanzar su objetivo, recurrió a la práctica del ascetismo severo, que incluía un estricto régimen de ayuno y diversas formas de control de la respiración[42], lo que tampoco le permitió alcanzar su objetivo, y entonces recurrió a la práctica meditativa de dhyana. Es famoso que se sentara a meditar bajo un árbol de Ficus religiosa, ahora llamado el Árbol Bodhi, en la ciudad de Bodh Gaya, y alcanzara el «Despertar» (Bodhi)[43].

enseñanzas y creencias budistas

El modelo universal del Mandala del Yo (MMS) fue desarrollado para describir el buen funcionamiento del yo en varias culturas (Hwang, 2011). Dado que el no-yo se considera un yo que funciona bien, el MMS es una base adecuada para construir la TN. En este artículo, comparo los aspectos del yo y del no-yo del autofuncionamiento psicológico, basándome en los cuatro conceptos del MMS: biología, persona ideal, conocimiento/sabiduría y acción. Al final se examinan las posibles aplicaciones y las orientaciones teóricas para futuras investigaciones.

El yo es el locus de la experiencia empírica y puede emprender diversas acciones en función del contexto social (Hwang, 2011). El presente modelo teórico propone dos tipos de yo, a saber, el yo y el no-yo. Dos dimensiones principales subrayan estos dos tipos de yo: el egoísmo y el no-yo. Propongo que estos dos tipos de yo son puntos finales en un continuo. Cada uno de nosotros se encuentra en un lugar determinado de este continuo. Defino el egoísmo como un sentido del yo impulsado por el deseo (Albahari, 2014). Mientras creamos que el yo nos pertenece, cada uno de nosotros es un ejemplo de egoísmo (Dalai Lama, 1995a). El funcionamiento psicológico del egoísmo se caracteriza por atributos como el interés propio sesgado, el egocentrismo y el egocentrismo (Dambrun y Ricard, 2011). Así, se asume que el egoísmo es un punto de referencia central para las actividades psicológicas, siguiendo el principio hedónico de perseguir el placer impulsado por el estímulo. La gran importancia concedida al egoísmo surge principalmente de su conexión con el egocentrismo. El egoísmo se inclina por el aumento de la medida en que el individuo considera que su propia condición es más importante que la de los demás y tiene una prioridad incuestionable.

creencias básicas del budismo

¿Qué es el budismo zen y qué importancia tiene para mi vida? Aunque la fundación del budismo zen se remonta a varios siglos atrás, en el siglo VI de nuestra era, sus principios fundamentales tienen una gran relevancia en nuestra vida actual. De hecho, los mejores visionarios y atletas del mundo, como Steve Jobs y Kobe Bryant, recurrieron al zen para encontrar un propósito y claridad en su trabajo. A su llegada, en el siglo XII, las enseñanzas del zen, que giraban en torno al esencialismo y a honrar el presente, calaron hondo en los japoneses, que en aquella época se encontraban en medio de la agitación política y la guerra constante. Lo que hace que el budismo zen sea único es el énfasis en aprender haciendo, en lugar de estudiar o intelectualizar sus enseñanzas. En este artículo, analizamos seis principios zen que puedes incorporar a tu rutina diaria para recuperar la concentración y la claridad en tu vida.

Te pueden interesar

Ramadasa meditacion
4 min de lectura
Siddhi
4 min de lectura
Cursos de meditacion madrid
4 min de lectura
Acroyoga en pareja
4 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad