febrero 1, 2023
La fuerza esta en ti

La fuerza esta en ti

Qué salvador

Durante miles de años, la gente se ha inspirado en la Biblia. Ha devuelto la esperanza a muchas personas en sus circunstancias más difíciles, y sigue siendo una fuente de ánimo y apoyo hoy en día.

Durante más de 400 años, los israelitas estuvieron esclavizados en Egipto. En un profundo despliegue de su poder, Dios aseguró su liberación con 10 dramáticas plagas. Cuando el faraón cambió de opinión y envió a su ejército a perseguir a los hebreos que huían, Dios les dio paso a través del Mar Rojo, y luego cerró el mar alrededor del ejército egipcio, destruyéndolo por completo.

Este canto de alabanza celebra ese rescate y, en definitiva, el hecho de que Dios es nuestro libertador. Como veremos en muchos de estos pasajes, nuestra fuerza se encuentra en el poder de Dios. Cuando buscamos nuestra seguridad en él, somos elevados y protegidos por nuestro campeón defensor.

Una vez más, los israelitas están en el exilio. En el octavo capítulo de Nehemías, están reunidos y Esdras les lee la Ley de Dios. Este pueblo, hambriento de escuchar la Palabra de Dios y redescubrir su herencia, escucha a Esdras leer desde el amanecer hasta el mediodía. Responden con razón en la adoración.

Cielo abierto (río salvaje)

Aquí, en este mundo caído, no se nos promete una existencia sin dolor. Algunos sufrimos lesiones o enfermedades físicas. Otros luchan con la fatiga mental y el agotamiento. En momentos de debilidad física, mental o espiritual, podemos consultar muchos versículos bíblicos sobre la fortaleza para recibir ánimo.

Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento encontramos ejemplos de personas normales, como nosotros, que confían en la provisión de Dios. Hay algunos temas que se repiten en las Escrituras cuando miramos los versículos bíblicos sobre la fortaleza. Vemos momentos en los que Dios le da a su pueblo fuerza física literal. Pero también vemos momentos en los que el pueblo de Dios confía en él para que sea su fuerza cuando es débil.

Nuestras pruebas pueden ser una maravillosa imagen de la gloriosa redención de Dios. Dios no sólo nos hace fuertes, sino que nos da esperanza. Nuestros problemas no serán nada en comparación con la gloria que experimentaremos cuando Cristo nos llame a casa. Dios nos ayuda a pasar cada día, y al final de nuestras vidas, nos tiene reservado algo grande.

Por su gloria

Como seres humanos, a menudo tenemos que ser fuertes incluso en circunstancias difíciles. La vida nos depara cosas que pueden ser difíciles de manejar, por lo que es el momento perfecto para recurrir a los versículos bíblicos sobre la fortaleza. Ya sea que necesitemos un empujón para mantenernos en el camino o que necesitemos que nos recuerden que la fuerza de Dios siempre está ahí para que confiemos en ella, las palabras de la Biblia pueden ofrecernos fuerza incluso cuando no la tenemos. La Biblia también nos recuerda que la fuerza física no es lo más importante. En nuestra vida diaria podemos querer centrarnos en estar sanos, pero la palabra de Dios nos recuerda que la fuerza de la fe es lo que realmente necesitamos por encima de todo. Es esa fuerza y la creencia de que Dios tiene nuestras mejores intenciones en mente lo que nos ayudará a superar incluso las pruebas y tribulaciones más duras.A veces, todos necesitamos un poco de inspiración para seguir empujando a través de las dificultades de la vida, así que recurramos a estos 13 pasajes bíblicos sobre la fuerza. Nos recordarán que Dios tiene un plan para todos nosotros, y que nos guía incluso en nuestros días más oscuros.

Sabes mi nombre

¿Estás usando tu propia fuerza? ¡No desperdicies tu debilidad! Utiliza tu prueba y tus luchas para confiar más en la fuerza de Dios. Dios provee tanto la fuerza física como la espiritual en nuestro tiempo de necesidad. Dios ha dado a algunos creyentes la fuerza para permanecer en el cautiverio durante años. Una vez escuché un testimonio de cómo Dios ha dado a una pequeña mujer secuestrada la fuerza para romper las cadenas que la retenían para poder escapar.

¿No fue la fuerza de Dios la que te ayudó antes? ¿Por qué dudas? Tengan fe. La comida, la televisión y el internet no te darán fuerza en tu momento de necesidad. Sólo te darán una forma temporal de sobrellevar el dolor en los momentos difíciles.

Necesitas la fuerza ilimitada y eterna de Dios. A veces tienes que ir al armario de la oración y decir ¡Dios te necesito! Tienes que venir al Señor con humildad y orar por su fuerza. Nuestro amoroso Padre quiere que dependamos totalmente de Él y no de nosotros mismos.

2. Salmo 28:7-8 El Señor es mi fuerza y mi escudo; mi corazón confía en él, y él me ayuda. Mi corazón salta de alegría, y con mi canto lo alabo.  Yahveh es la fuerza de su pueblo, una fortaleza de salvación para su ungido.

Te pueden interesar

Ramadasa meditacion
4 min de lectura
Siddhi
4 min de lectura
Cursos de meditacion madrid
4 min de lectura
Acroyoga en pareja
4 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad