febrero 1, 2023
Ikigai japones

Ikigai japones

Escritura expresiva: palabras que

Los japoneses creen que todo el mundo tiene un ikigai, una razón para saltar de la cama cada mañana. Y según los habitantes de la isla japonesa de Okinawa -el pueblo más longevo del mundo-, encontrarlo es la clave para una vida más larga y plena. Inspirador y reconfortante, este abucheo

Los japoneses creen que todo el mundo tiene un ikigai, una razón para saltar de la cama cada mañana. Y según los habitantes de la isla japonesa de Okinawa, el pueblo más longevo del mundo, encontrarlo es la clave para una vida más larga y plena. Inspirador y reconfortante, este libro le dará las herramientas que cambiarán su vida para descubrir su ikigai personal. Le mostrará cómo dejar atrás la urgencia, encontrar su propósito, alimentar las amistades y lanzarse a sus pasiones.

La palabra danesa hygge es una de esas hermosas palabras que no se traducen directamente al español, pero que significa más o menos comodidad, calidez o unión. Hygge es la sensación que se tiene cuando se está acurrucado en un sofá con un ser querido, con calcetines de punto calientes, frente al fuego, cuando afuera está oscuro, frío y tormentoso. Es esa sensación cuando compartes una buena comida reconfortante con tus amigos más cercanos, a la luz de las velas e intercambiando una conversación fácil. Son esas mañanas frías y de cielo azul cuando la luz que entra por la ventana es la adecuada.

Una introducción a waldorf

Mientras seguimos a mediados de enero tratando de mantener esos propósitos de Año Nuevo bien intencionados pero elevados, no hay mejor momento que éste para reenfocar nuestras energías y planificar realmente nuestras esperanzas y objetivos para el futuro.

Aunque el mantra de «año nuevo, yo nuevo» es inspirador, la verdad es que si lo único que nos inspira a mejorar es un número diferente en el calendario, quizá haya una forma mejor de aprovechar todo lo que la vida nos tiene reservado.

El ikigai es la antigua ideología japonesa asociada a la larga esperanza de vida del país. Una combinación de las palabras japonesas «iki» (生き), que se traduce como «vida», y «gai» (甲斐), que se utiliza para describir el valor o la valía, ikigai trata de encontrar la alegría en la vida a través de un propósito.

El origen de la palabra ikigai se remonta al periodo Heian (794 a 1185). El psicólogo clínico y ávido experto en la evolución del ikigai, Akihiro Hasegawa, publicó un trabajo de investigación en 2001 en el que escribía que la palabra «gai» proviene de la palabra «kai», que se traduce como «concha» en japonés.

El manual de cambridge

El Oxford English Dictionary define ikigai como «una fuerza motivadora; algo o alguien que da a una persona un sentido de propósito o una razón para vivir». En términos más generales, puede referirse a algo que proporciona placer o satisfacción[1].

El ikigai puede describir la sensación de tener un propósito en la vida,[2][3] así como de estar motivado[4]. Según un estudio realizado por Michiko Kumano, el sentimiento de ikigai, tal y como se describe en japonés, suele significar la sensación de logro y realización que se produce cuando las personas persiguen sus pasiones[5]. Las actividades que generan el sentimiento de ikigai no se imponen a un individuo; se perciben como espontáneas y se emprenden de forma voluntaria, por lo que son personales y dependen del yo interior de la persona[6].

Según el psicólogo Katsuya Inoue, el ikigai es un concepto que consta de dos aspectos: «fuentes u objetos que aportan valor o significado a la vida» y «un sentimiento de que la propia vida tiene valor o significado debido a la existencia de su fuente u objeto». Inoue clasifica el ikigai en tres direcciones – ikigai social, ikigai no social e ikigai antisocial – desde una perspectiva social. El ikigai social se refiere a los ikigai que son aceptados por la sociedad a través de actividades de voluntariado y de círculos. Un ikigai asocial es un ikigai que no está directamente relacionado con la sociedad, como la fe o la autodisciplina. El ikigai antisocial se refiere al ikigai que es la motivación básica para vivir a través de emociones oscuras, como el deseo de odiar a alguien o algo o de seguir teniendo deseos de venganza[7].

Capítulos autobiográficos del curso

Aunque no existe una traducción directa al español, se cree que ikigai combina las palabras japonesas ikiru, que significa «vivir», y kai, que significa «la realización de lo que uno espera». Juntas, estas definiciones crean el concepto de «una razón para vivir» o la idea de tener un propósito en la vida.

Ikigai también tiene vínculos históricos: gai tiene su origen en la palabra kai, que significa concha. Según Akihiro Hasegawa, psicólogo clínico y profesor asociado de la Universidad de Toyo Eiwa, éstas se consideraban muy valiosas durante el periodo Heian (794 a 1185) y añadían un sentido de «valor en la vida».

Encontrar las respuestas y el equilibrio entre estas cuatro áreas podría ser un camino hacia el ikigai para los occidentales que buscan una interpretación rápida de esta filosofía. Pero en Japón, el ikigai es un proceso más lento y a menudo no tiene nada que ver con el trabajo o los ingresos.

Gordon Matthews, profesor de antropología de la Universidad China de Hong Kong y autor de What Makes Life Worth Living? How Japanese and Americans Make Sense of Their Worlds, declaró al Telegraph que la forma en que la gente entiende el ikigai puede, de hecho, a menudo ser mapeada con otras dos ideas japonesas: ittaikan y jiko jitsugen. Itaikkan se refiere a «un sentido de unidad o compromiso con un grupo o papel», mientras que jiko jitsugen se relaciona más con la autorrealización.

Te pueden interesar

Ramadasa meditacion
4 min de lectura
Siddhi
4 min de lectura
Cursos de meditacion madrid
4 min de lectura
Acroyoga en pareja
4 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad